Sólo 4 de cada 100 personas sabe aplicar primeros auxilios en casos de asfixia por inmersión

Una cifra preocupante que se puede revertir. Por esta razón es  importante capacitarse en primeros auxilios. Siempre prevenir es lo más importante; sin embargo también es preciso saber entrar en acción cuando ocurre una emergencia.

Son muy pocas las personas que saben aplicar primeros auxilios en casos de asfixia por inmersión, por lo que es primordial que esa estadística aumente de manera positiva. Y como en esta fecha se incrementan las actividades al aire libre y especialmente en ambientes acuáticos como piscinas, ríos, lagos y el mismo mar, nuestro propósito es prevenir estos casos a través del aprendizaje de los Primeros Auxilios.

El llamado es a estar atentos. Es vital que los padres vigilen a sus hijos en todo momento y se fijen también en que el lugar donde se desarrollen las actividades de fin de año, cuente con los estándares de seguridad necesarios.

Aquí te entregamos 7 recomendaciones para evitar accidentes en esta temporada:

1.- Los niños nunca deben estar cerca de piscinas, ríos o el mar sin supervisión de un adulto responsable.

2.- Los flotadores son verdaderos juguetes. por lo tanto, deben retirarse de la piscina una vez que se dejan de utilizar para evitar que los pequeños se acerquen para tomarlos y caigan al agua.

3.- El uso de un chaleco salvavidas certificado y del tamaño apropiado, incrementa la seguridad en el agua, pero no exime del cuidado de un adulto.

4.- Todas las piscinas deben contar con un cierre perimetral en perfecto estado y de un metro y medio de altura.

5.- Las piscinas públicas deben contar con un salvavidas certificado.

6.- Jamás se debe correr alrededor de una piscina ni lanzarse piqueros o “bombitas”, porque aumenta el riesgo de accidente.

7.- La ingesta de alcohol incrementa el riesgo de accidente durante actividades acuáticas