10 pasos para realizar la reanimación cardiopulmonar (RCP) a un deportista.

1. Reconocer la parada cardiorrespiratoria

Hay que sospechar cuando un deportista cae de repente sin necesariamente haber sufrido un impacto y queda inconsciente. Si la persona no responde a los estímulos y no respira con normalidad, es vital iniciar la reanimación cardiopulmonar (RCP) en los dos primeros minutos tras el colapso.

2. Evaluar y colocar boca arriba

El siguiente paso es poner al deportista boca arriba, teniendo cuidado para no dañar el cuello. Habría que estimular y averiguar si hay respuesta de algún tipo.

3. Llamar a emergencias

Si el deportista no responde se debe llamar a emergencias, pidiendo que traigan un desfibrilador, señalando la importancia de que la primera descarga se dé en los tres primeros minutos después del colapso. Según la nueva ley, todos los establecimientos deportivos deben contar obligatoriamente con un Desfibrilador Automático Externo (DEA).

4. Si el deportista no respira, iniciar las compresiones torácicas

Si no respira, no respira con normalidad o se tiene dudas al respecto, se deben iniciar las compresiones torácicas.

5. Técnica de ventilaciones:

La reanimación con compresiones torácicas puede ser suficiente en los primeros minutos. Después se puede iniciar la RCP estándar con 30 compresiones por cada dos ventilaciones.

6. Utilizar el desfibrilador automático (DEA)

La primera descarga ha de hacerse en los tres primeros minutos después colapso. El propio desfibrilador va dando instrucciones de voz. Tras encenderlo, simplemente se deben seguir las indicaciones.

Antes de dar la descarga hay que cortar la camiseta del paciente para dejar su pecho al descubierto, secando la humedad o el sudor, y luego colocar los parches.

El parche superior se pone en el costado derecho, a la derecha del esternón, por encima del pecho y por debajo de la clavícula. El parche inferior en el costado izquierdo, por debajo del corazón.

Nada más colocarlo se reanudan las compresiones y se espera a que el desfibrilador indique la detención del RCP. El DEA indica si es necesaria la descarga. Ahí nadie debe tocar al deportista mientras se aprieta el botón de descarga. Se sigue con las compresiones con ventilaciones hasta que el desfibrilador vuelva a analizar el ritmo cardíaco.

7. Si no es necesaria la descarga
Si el desfibrilador dice que no es necesaria la descarga, se siguen con las compresiones y ventilaciones.

8. Continuar con la RCP sin interrupción

Mientras se siguen las instrucciones del desfibrilador, se continúa con el RCP hasta que el deportista dé señales de vida o lleguen los servicios de emergencia.

9. Inmovilización y traslado

Para trasladar al deportista a la ambulancia o al centro médico, se le debe estabilizar mediante una camilla o con un dispositivo de inmovilización rígido. Esto sin parar las compresiones, ni la desfibrilación (en caso de que el aparato indique su necesidad).

10. Si el deportista respira, colocar en posición lateral de seguridad

En caso de que el deportista no responda pero respire con normalidad, hay que ponerlo en posición lateral de seguridad.